Movimientos sociales, tecnologías digitales e innovaciones positivas en el trabajo

En su edición del 14 de noviembre, el conocido semanario británico The Economist se refiere a los movimientos de protesta que están ocurriendo en diversos lugares del planeta (Argelia, Bolivia, Inglaterra, Cataluña, Chile, Ecuador, Francia, Guinea, Haití, Honduras, Hong Kong, Iraq, Kazajstán, Líbano, Pakistán y otros), concluyendo que los factores que pueden estar causando el movimiento social; como la desigualdad, la demografía, conspiraciones, tecnología y redes sociales, entre otros, no cambiará en el corto plazo. Es posible que estemos frente a un nuevo status quo.

Pensar que lo que hemos estado viviendo este último mes, se convierta en nuestra nueva cotidianeidad, trae consigo normales preocupaciones e incertidumbres para todos. Así, preguntas como ¿podré llegar al trabajo? ¿cuánto tiempo más me demoraré en mis desplazamientos?, ¿será seguro moverse por la ciudad? ¿cómo me coordinaré con mis clientes y proveedores?, ¿se verá afectada la continuidad de mi actividad?, ¿seremos capaces de mantener nuestra salud mental?; hoy ocupan parte importante de nuestro tiempo.

Independiente que deseemos que estas fuertes turbulencias pasen y que sus consecuencias nos conduzcan hacia el desarrollo de una mejor sociedad, consideramos que lo ocurrido hasta aquí, a pesar de muchos eventos sombríos, nos abre oportunidades para innovar en cómo trabajamos y nos organizamos de manera que todos los involucrados en el proceso nos veamos beneficiados. En este caso, un acelerador de la deseada agenda de transformación digital.

En este sentido, las empresas hoy tenemos la labor de emplear intensivamente herramientas digitales; que faciliten el trabajo diario y constituyan una herramienta clave en el alcance de los objetivos corporativos. En nuestro caso trabajar “en la nube” (Amazon Web Services), utilizar Office 365 –haciendo alto uso de Teams y Planner- y, para desarrollar nuestras soluciones elearning a la medida, construir experiencias de aprendizaje utilizando Articulate Storyline, nos ha permitido trabajar remotamente, sin afectar el cumpliendo de nuestros compromisos y , en el proceso, descubrir la buena aceptación que de éstas han hecho los miembros de nuestro equipo y clientes (quiénes además han podido continuar con las imparticiones de formación online programadas). Es un hecho que sin estas tecnologías no hubiésemos sido capaces de mantener nuestros niveles de servicio.

Otros dos puntos muy relevantes, derivados del uso de herramientas tecnológicas, son primero; que el teletrabajo se ha convertido en un beneficio para el equipo, mejorando su calidad de vida y segundo que el uso de canales de comunicación digitales nos ha permitido continuar con nuestra actividad comercial, enfatizando nuestra presencia online a través de acciones en marketing digital.

Nuestra experiencia hasta ahora nos ha hecho valorar muy positivamente el impacto del uso de estas tecnologías, lo que nos ha motivado, desde noviembre, a acelerar el paso en nuestra agenda de innovación y mejoramiento en las políticas de trabajo para nuestro equipo. Como inicio, hemos fijado rutinas mínimas de teletrabajo semanal, paralelo a esto y para potenciar el punto anterior hemos explorado exitosamente en la realización de reuniones comerciales en línea, también desarrollado reuniones de trabajo con clientes, avanzando según lo planificado en la construcción de experiencias de aprendizaje online y por supuesto hemos privilegiado que el aprendizaje de nuevas destrezas, por parte de nuestro equipo, ocurra de manera electrónica.

Estamos conscientes que este camino no está exento de riesgos y problemas (que la reunión parta a la hora, la utilización de audífonos o planificar eficientemente), pero adaptarse y evolucionar continuamente es parte esencial de nuestra constitución y requisito fundamental para poder fluir en estos movidos tiempos, por lo que hemos visto hasta ahora, nuestro equipo y clientes están motivados y a la altura.

Juan Luis Palacios Ruiz de Gamboa.

Linkedin

Socio fundador

www.celeris.cl